Superado el paso de elegir a tus profesionales, ellos ahora van a asesorarte para incorporar el elemento clave: el caballo de carreras.

Tanto si se trata de un caballo en entrenamiento, como de un potro por debutar, antes de asumir un compromiso de compra, es altamente recomendable recabar la opinión de un experto (el preparador, si ya lo tenemos elegido, es una buena alternativa) y la de un veterinario que pueda reconocer al caballo. Por otra parte, los agentes de ventas son profesionales que se dedican a ello sin ningún otro interés que pueda entrar en conflicto con los tuyos.

En la compra hay que valorar, aparte del estado y conformación física, distintos aspectos y, entre ellos, los orígenes, el programa que pueda tener en España un caballo (o yegua) que ya haya corrido y, aunque un caballo de carreras no es una inversión financiera, la relación entre el precio y el potencial competitivo del producto. Un caballo de carreras es una opción de ocio y para disfrutarlo plenamente es necesario obtener resultados deportivos razonables.

Otro aspecto a valorar es la nacionalidad del caballo. Comprar un producto nacido y criado en España tiene la ventajas de que, por una parte, hay numerosas carreras reservadas a caballos nacionales, con lo que su programa es más amplio y por otra, algunos hipódromos pagan primas a los propietarios de caballos nacionales que ganan o se colocan en ciertas carreras abiertas.

En todo caso, no hay que perder de vista los objetivos que teníamos establecido con anterioridad y valorar si las personas que nos están aconsejando, tienen independencia de criterio y conocimientos adecuados.

Un caballo de carreras se puede comprar de tres maneras diferentes:

  • concurriendo a subasta pública,
  • reclamándolo en una carrera de venta o
  • comprándolo de forma privada.

También es posible la opción de alquilarlo.

Existen ventajas e inconvenientes asociados a cada fórmula, cualquiera que sea el enfoque que elijamos.

1) Subasta pública

Comprar en subastas públicas tiene la ventaja de que la oferta es muy amplia y, por lo general, asegura que el precio satisfecho es de mercado. Las subastas son, con diferencia, la elección por la que se inclinan mayoritariamente los compradores.

Generalmente, las subastas agrupan productos en función de su edad:

  1. De yearlings. Suelen tener lugar entre los meses de julio a diciembre y son las más numerosas. Comprar un yearling tiene la ventaja de que la posibilidad de obtener un caballo de alto nivel es mayor y, a cambio, el inconveniente de que transcurrirán entre ocho y doce meses hasta que el animal esté listo para debutar.

En España, la Asociación de Criadores de Caballos de Pura Sangre Inglés de España (ACCPSIE) celebra una gran subasta durante el mes de septiembre.

  1. De potros de dos años de edad. La oferta es mucho menor. Se celebran en primavera y presentan la gran ventaja de poder correr a corto plazo. Por el contrario, los precios son más altos y se ha podido forzar el entrenamiento de los potros para que aparenten estar listos para debutar tempranamente.

  2. De caballos en entrenamiento. El atractivo fundamental es la posibilidad de correr de forma Inmediata pero no hay que olvidar que su propietario anterior que, en general, conoce las condiciones y potencialidades del caballo, ha decidido desprenderse de él.

  3. De foals. Tienen lugar en invierno. El precio de los foals es menor que el de los yearlings ya que tienen por delante doce meses más hasta que pueda competir y las incertidumbres son mayores.

  4. De yeguas de cría. Las madres pueden comprarse con el potro en útero, vacías o junto con un potro en rastra. No es una opción aconsejable para un nuevo propietario ya que se alargan los tiempos y aumentan significativamente los riesgos y los costes.

Las subastas están abiertas al público y resultan una experiencia muy enriquecedora para potenciales nuevos propietarios.

Si decides adquirir un producto de subasta, conviene que tengas hechos ciertos “deberes” con antelación ya que durante la subasta el tiempo pasa muy deprisa.

  1. Con carácter previo:

  • Revisar, junto con tu entrenador o agente, el catálogo. Se puede obtener solicitándolo a la compañía de subastas. Por lo general están disponible varias semanas antes de su celebración y siempre es gratuito. Además del pedigrí y el número identificativo del caballo, el catálogo contiene especificaciones sobre las condiciones de venta, los aspectos que regulan los procedimientos de la subasta y otra información de utilidad.

  • Completar la documentación. La primera sección del catálogo contiene información sobre el pago, incluyendo aspectos fiscales. En ocasiones se exige una solicitud de crédito para poder pujar. Si quien va a pujar en tu nombre es otra persona (el agente o el entrenador) el formulario de dicha persona también debe cumplimentarse. Los impresos de ambos formularios están contenidos en los catálogos.

  • Revisar las condiciones de venta prestando especial atención a las garantías y a los tipos de defectos que permiten a los compradores rescindir la compraventa del caballo.

  1. Seleccionando los caballos.

  • Pide a tus asesores que estudien el catálogo y seleccionad, de entre los productos que se adapten a vuestras expectativas, aquellos que, previsiblemente, vayan a entrar en tu presupuesto. Las inscripciones para correr carreras especiales vienen detalladas generalmente al pie de cada página del catálogo. Los caballos nacidos en España o que están asimilados como tales, tienen acceso a carreras y primas reservadas para ellos. También las hembras tienen carreras específicas para correr separadamente de los machos.

  • Inspeccionad los caballos por su físico para reducir la lista. Es habitual visitar a los candidatos finales varias veces y practicar ciertos exámenes veterinarios previos a la puja. En determinadas subastas sus organizadores pueden practicar, por su cuenta, un examen veterinario antes de que los caballos sean aceptados para la subasta. El tipo de examen requerido quedará descrito en las Condiciones de Venta. Si un vendedor ofrece radiografías, endoscopias u otro tipo de exámenes cualquiera, asegúrese de consultar la fecha en que se realizaron, ya que esa información proporcionada sólo tiene valor si es realmente reciente ya que la condición física, debido a un simple golpe, puede cambiar de la noche a la mañana.

  1. Puja.

Es relativamente fácil quedar a merced de la atmósfera emotiva que se despliega en plena subasta. No te dejes arrastrar por las pujas que te sacan de presupuesto. Resulta esencial que te ajustes al plan inicial y te mantengas dentro del presupuesto predeterminado. Haz pujas sólo por los caballos seleccionados en tu lista definitiva.

Recuerda que tanto la titularidad, como la responsabilidad del caballo y el riesgo de sus acciones, pasan a ti como comprador desde el momento mismo en que cae el martillo adjudicándotelo.

iv.) Procedimientos posteriores a la subasta

El comprador adjudicatario debe cumplir los trámites de formalizar una póliza de seguro, realizar el pago y garantizar oportunamente, transporte y embarque.

1. Realizar el pago.

El pago debe realizarse conforme a lo pactado con la compañía de subasta. Si no quedó establecido el crédito antes de la venta, el pago se efectúa generalmente dentro de los 30 minutos posteriores tras el golpe de martillo. No es raro que los vendedores permenezcan cuidando al caballo mientras el comprador cierra el acuerdo con la compañía de ventas y asegura los servicios de transporte. Tras la liquidación, los compradores recibirán de la compañía de subasta el certificado de registro extendido por el correspondiente jockey club.

2. Retirar el caballo de las instalaciones de la subasta.

Las compañías de transportistas tienen representantes en casi todas las ventas. Selecciona una y proporciónale una copia que le permita desplazar al caballo desde el punto donde ha permanecido estabulado. El transportista necesitará obligatoriamente ese documento para sacar al caballo de esas instalaciones.

En la mayoría de las condiciones de las subastas, el derecho del comprador a rescindir una venta debe venir autorizado mediante el examen del veterinario oficial, que debe realizarse en los terrenos de la subasta. De modo que el comprador antes de retirar el ejemplar, si quiere apelar a ese derecho, debe solicitarlo en algún momento de ese corto plazo de tiempo previo a la retirada.

En consecuencia, es imperativo el entender que la toma de posesión del caballo comprado implica la plena aceptación.

b. Reclamar en carreras de venta o mixtas

Cada caballo que se inscribe en este tipo carreras está expuesto a venta, o reclamación, al precio indicado en el programa de esa carrera. El premio que haya ganado será propiedad de la cuadra propietaria a nombre de quien corrió el caballo.

i.) Ventajas de reclamar

La principal ventaja de comprar en carreras de venta es que brinda una oportunidad de incorporarnos de manera inmediata al mundo de las carreras. En los países donde este tipo de carreras son porcentualmente altos, existen especialistas en comprar así caballos que tras implementar cambios en la rutina del entrenamiento consiguen, en no pocas ocasiones, que mejoren sustancialmente de valor. A diferencia de la compra en subasta o trato en privado, el comprador no tiene derecho a realizar un examen veterinario antes de pagarlo.

Puede entenderse como una ventaja el que en virtud de sus actuaciones previas, en la mayoría de los casos ya haya quedado definido el valor competitivo de los caballos ofrecidos en venta, porque conocemos aproximadamente el techo en cuanto a calidad de lo que pretendemos comprar y en consecuencia, la especulación sobre su valor se reduce considerablemente.

ii.) Evita errores comunes

No hagas reclamos por encima de la cifra estimativa previamente calculada. Cada caballo debe ser evaluado de forma proporcionada a su rendimiento y condición actual. No gastes más allá de lo que el caballo a tu juicio merece y, sobre todo, obtén referencias, pese a que lo hayas visto correr bien, de su estado de salud.

Antes de reclamar un caballo plantéate una serie de preguntas. El máximo de respuestas en sentido positivo serán indicativas de que una vez integrado a tu equipo, el caballo puede alcanzar mejores rendimientos:

¿Puede mi equipo cambiar en positivo a este caballo?

¿Existen indicios de que la preparación del caballo es inadecuadamente?

¿Respecto al actual, es previsible que mejore variando entrenamiento o rutina?

¿Se aprecia algún problema físico o psíquico reversible?

¿Puede recuperarse dándole descanso?

¿Parece estar en buena condición?

¿Superará el rendimiento variándole de correr de hierba a tierra o viceversa?

¿Progresará participando en distancia diferente?

¿Corrigiendo la táctica de carrera, cabría esperar progresos?

¿Existan otras pistas dónde pueda superar su rendimiento?

¿Existe un tipo de condiciones de carrera donde despliega un mayor nivel?

La intuición y la suerte pueden contribuir a un éxito puntual, pero se puede interpretar fácilmente la importancia que tienen las capacidades profesionales de quienes nos rodean en cuanto a despejar correctamente todas estas cuestiones y con ello aspirar al éxito sistemático.

iii.) Protocolo documentario, pago y recepción del caballo.

Las normas para presentar pliegos de reclamación en carreras de venta o mixtas en España son las contempladas en el Capítulo VII, artículos 168 a 178 del Código de Carreras. (E) A lo largo de su redacción se describen, tanto el protocolo de procedimiento para la adjudicación y el modo de proceder a realizar el pago, como el procedimiento para recoger el caballo comprado junto con su documentación oficial.

c. Transacción privada

En su propósito de adquirir caballos para la cuadra, los compradores no tienen por qué limitarse únicamente a los caballos que se ofrecen públicamente a la venta; pueden hacer la tentativa de ofertar privadamente por cualquier ejemplar que consideren de interés. Como en las anteriores opciones de compra descritas, nuevamente los asesores desempeñan un papel relevante con su, esperamos, argumentada y certera selección de caballos propuestos.

En las transacciones privadas cabe la posibilidad para el comprador de practicar un examen veterinario previo.

Al igual que en las otras opciones de compra, se deben considerar determinados aspectos:

i.) Consultar si sus propietarios nos aceptarían la presentación de una oferta.

Decidido el caballo que tienes interés en la comprar, dirígete al propietario o el entrenador y, por elemental regla de cortesía, pregúntale antes si aceptaría recibir oferta por su caballo, supeditada a una previa inspección veterinaria.

ii.) Inspección del caballo.

Después de confirmada la aceptación de oferta, se debería proceder a realizar un examen físico exhaustivo por parte del veterinario que lo evaluase en su conjunto, a tenor de las inspecciones realizadas para las subastas incluyendo, si se estima de interés, la capacidad reproductiva del ejemplar.

iii.) Calcular el precio.

Para determinar la cantidad a ofertar, evalúa el informe veterinario y complétalo considerando además otras cuestiones:

Cuando el caballo por no haber corrido las carreras suficientes, todavía no haya podido mostrar su verdadero valor, o en razón a que pensemos en destinarlo a la crianza en un futuro, el precio de la oferta debe considerar la calidad del pedigrí. Cuando el historial corredor ya es más amplio, es este parámetro el que pasa a constituir el eje principal para valorar el precio. Conformación y sobre todo salud, siempre son las cualidades de mayor importancia.

Sí el caballo corrió recientemente en carreras de venta o mixtas, el precio en que salió a vender es un relevante dato de referencia sobre las pretensiones económicas del propietario.

Aunque siempre es difícil de aventurar, deberemos calcular cuánto tiempo más pensamos que podrá seguir compitiendo el caballo y a qué nivel. Tras ello, corresponde hacer una estimación potencial de futuras ganancias.

En cualquier caso, y generalmente más tratándose de hembras y hablando siempre de elementos de importancias, tras su vida de competición podremos aspirar al valor añadido que pudiera merecer su venta en el mercado de la cría.

También pueden representar ayuda para esta valoración algunas de las consideraciones relacionadas en el sub-apartado ii. del apartado b. Reclamar en carreras de venta o mixtas, que se muestran en este mismo capítulo.

Cuando en función de todo lo anterior se haya podido concretar el precio de la oferta, se deberá presentar de manera formal a los actuales responsables del caballo.

iv. Presentar un acuerdo escrito de venta o compra y una factura de venta.

El comprador debe solicitar la correspondiente factura de venta y el vendedor puede imponer una cláusula de seguridad para garantizar el pago, caso de haberse financiado parte del precio de compra.

Se debe cumplimentar una Declaración de Venta en impreso oficial del Jockey Club Español (E) que incluya los nombres, firma y DNI de las partes, la identificación del caballo, y en el campo de Observaciones, los términos y garantías de la venta y los posibles plazos diferidos, que para estos casos resulta recomendable acompañar de un procedimiento para resolver conflictos; así como una cláusula que reconozca el derecho a un examen veterinario completo; pues en la mayoría de los casos, las compañías de seguros exigen ese examen veterinario antes de emitir la póliza. Al cierre, el comprador debe recibir el libro del caballo emitido por el Jockey Club correspondiente, incluidos sus registros de sanitarios.

d. Alquiler

Si bien esta fórmula de propiedad está poco extendida, ofrece varias ventajas para quien alquila y resulta igual de divertido para el arrendador.

Consiste básicamente en comprometerse a sufragar todos los gastos mensuales producidos por el caballo durante el plazo que contemple el contrato que regule el alquiler. El arrendador queda liberado de estos costes y percibe del arrendado el porcentaje de los premios que ambas partes estipulen en el contrato. La fórmula es idéntica si se trata de una yegua de cría o semental, aunque en estos casos la recompensa vendrá dada por los ingresos obtenidos por la venta de sus productos o de sus cubriciones.

Es recomendable que los contratos contemplen las contingencias de que los ejemplares puedan tener que salir del entrenamiento, la administración de la posible progenie o cómo debe repartirse lo ingresado en caso de venta.

Our Philosofy
In bony, ribby regions of the earth, where at the base of high broken cliffs masses of rock lie strewn in fantastic groupings upon the plain, you will often discover images.
Scarlett Key- Creative Director
e. Unirse a una multipropiedad

Hay absoluto consenso en que la emoción al formar parte de la propiedad de un caballo de carreras, coincide en idéntica intensidad con la generada por la propiedad en exclusiva. Debido a esta conclusión y otras consideraciones de índole más pragmática, muchos propietarios noveles eligen involucrarse por primera vez en las carreras integrándose en una multipropiedad. El hecho de que el gasto más cuantioso representado por el capital inicial que provoca la compra del caballo, se vea mermado gracias al reparto proporcional entre todos los propietarios participantes, favorece la más cómoda incorporación posible al mundo de las carreras. El júbilo colectivo que se desata en cada victoria es de tan inenarrable descripción, como vividas y formidables son las vibraciones emocionales que provoca.

En cuanto al estado de formación de la multipropiedad, existen dos alternativas posibles entre las que optar:

i.) Incorporarnos como accionistas a una sociedad ya creada.

Hay multipropiedades ya en activo que pueden estar buscando nuevos asociados. Como posible inversor en ellas, debes informarte sobre las personas que la componen. Es importante seleccionar una asociación con objetivos que coincidan con los nuestros y que los costos entren dentro de presupuesto. Es igualmente muy recomendable analizar los respectivos resultados deportivos que recientemente hayan estado logrando.

El análisis que nos ayude a elegir el que más se acerca a nuestro ideal puede aclarárnoslo un simple repasado de los siguientes aspectos:

1. Compara el Prospecto de la Asociación

Para identificar los nombres de las multipropiedades en activo la Asociación de Propietarios puede darte cumplida información al respecto. Las multipropiedades con interés en incorporar nuevos asociados pueden comunicar esta circunstancia a SERTURF, lo que nos hace estar también en disposición de contribuir a ofrecer este tipo de información.

Haz una lista de multipropiedades para contactar y solicitarles información relativa a sus objetivos

(a) Lo normal es que su finalidad esté orientada exclusivamente hacia la participación en carreras, pero no puede descartarse, a priori, que se contemple la crianza o ambas en conjunto, o incluso la actividad como pinhooking.

(b) Si existe propósito definido respecto al nivel al que se aspira que corran los caballos de esa cuadra

(c) Conocer si está constituida como una sociedad limitada, pues esta circunstancia puede hacer diferentes tus responsabilidades fiscales y te hace participar en la toma de ciertas decisiones.

2. Reunirse con el socio gerente

Después de identificar las asociaciones más atractivas, concierta una reunión con los respectivos socios gerentes. Haz las preguntas que harías a un socio potencial de cualquier otro negocio.

3. ¿Cuáles son los objetivos de la multipropiedad y cuál es el plan trazado para lograrlos?

El socio gerente debe informarte de los objetivos y la estrategia planteada para lograrlos ¿Qué objetivos están contemplados? ¿Son coincidentes con los tuyos? ¿Hay ya un plan en desarrollo? ¿Aparenta ser consistente? ¿Qué baremo se ha previsto que mida el éxito de la asociación, se determinará por el beneficio; la categoría de las carreras ganadas; la actividad social, etc.?

4. ¿Quiénes integran la multipropiedad?

Socio gerente: Según el tipo de multipropiedad, la capacidad para tomar decisiones corresponderá a una persona o un grupo de ellas. Si el éxito y rentabilidad van a depender de la habilidad del socio gerente, determina cuáles son sus credenciales y experiencia en la industria. Pregúntale si tiene la intención de mantener a largo plazo el mismo interés financiero en la sociedad que tiene ahora.

Miembros profesionales del equipo: Además del socio gerente, identifica quiénes son los otros profesionales involucrados: el entrenador, el agente, el veterinario, el asesor de pedigrís, o el gerente de la yeguada. Es posible que desees conocerlos y verificar sus referencias.

Resto de socios: ¿Cuántos socios integran la asociación? ¿Cuál será su función y / o porcentaje en la sociedad? ¿Cada socio tendrá el mismo porcentaje? ¿Alguno de los socios está relacionado con el socio gerente? Recuerda, estos serán tus socios comerciales. Tienes que asegurarse que despejadas las incógnitas, vas a integrarse plenamente confiando en ellos sin reservas.

Caso de tener más de un caballo ¿existe planteamiento en cuanto a tener para la cuadra más de un preparador?

Los atletas: si la multipropiedad aún no posee ningún caballo, determina el procedimiento y los criterios para su adquisición. Si los caballos ya han sido comprados, evalúa si el precio de la participación en la sociedad refleja el precio pagado.

5. A efectos legales ¿A qué tipo de régimen asociativo se acoge?

Las multipropiedades se pueden constituir de varias maneras. Debes contemplar tus expectativas personales en cuanto a implicaciones relativas a impuestos y responsabilidades asociadas con la forma de asociación registrada.

6. ¿Qué distribución presupuestaría se hace de los recursos económicos?

¿Existe compensación económica para el socio administrador o gerente? En base a su experiencia, tiempo dedicado y gastos contraídos puede que lo esté. Esta compensación puede estar representada por un pago pactado periódicamente; la asignación sin coste de un porcentaje de la propiedad del caballo; o una comisión establecida por comprar o vender el caballo. Como inversionista, es básico que tenga conocimiento sobre estos posibles acuerdos.

Debes saber con precisión qué caballo o caballos quedan asociados a tu inversión, pues algunas multipropiedades pueden estar ofreciendo participar en determinado caballo individualmente; mientras que otras lo hacen por el conjunto de caballos que corren para la cuadra.

¿Qué distribución existe de gastos e ingresos? Más allá del costo inicial existen otros gastos descritos en el apartado X. Infórmate de quién autoriza esos gastos y cómo se facturarán y notificarán a la multipropiedad.

¿Qué premisas se establecen en cuanto la administración de los ingresos, su posible reparto entre los inversores, o su previsión destinada a cubrir los gastos que periódicamente se van a ir produciendo y si se dispondrá del detalle pormenorizado de lo gastado y con qué frecuencia se darán a conocer?

7. ¿Cómo se adoptan las decisiones y a quién corresponden?

Dependiendo del grado de conocimiento y experiencia de los socios, puede ser más o menos deseable que sea el socio gerente quien tenga la última palabra. Sin embargo, es imperativo que conozcas si las decisiones se toman de manera participada por la mayoría de socios o si es el socio administrador quien, en última instancia, tiene plenas capacidades para decidir.

8. ¿A qué derechos tienen acceso los socios inversores?

Respeto a la información relativa al caballo: ¿con qué periodicidad se reciben noticias sobre su condición, progresos u otros detalles y quién es el responsable de divulgarlas?

En los días de carreras ¿podré acceder al paddock y tendré entrada a un recinto especial desde el que ver cómodamente las carreras ¿Podré ir a la cuadra a visitar al caballo con cierta regularidad? ¿Qué distribución de los trofeos obtenidos está previsto hacer entre los socios?¿De serme de utilidad, se me proporcionará la documentación legalmente necesaria para su aportación a efectos impositivos? De no tenerlo ¿Cómo es elegido el nombre del caballo?

9. ¿Qué condiciones rigen para la transmisión de acciones o la disolución de la sociedad?

Por lo general estatutariamente las asociaciones contemplan que los inversionistas, en caso de querer vender sus acciones, las ofrezcan con carácter preferencial a los socios existentes; aunque, determinar un valor de transferencia o venta puede no ser fácil. Para estos casos la asociación con aceptación de las partes, podría recurrir al dictamen de un experto, ya que en España no hay costumbre de poner en subasta este tipo de activos.

Como inversionista, debes saber si existe fijado un determinado tiempo en el que estás comprometido a participar en la inversión. Si estás involucrado en una asociación que es específica para carreras, ¿qué sucede cuando al caballo le llega el momento de la retirada, están contempladas las posibles alternativas?

ii.) Promover la constitución de una multipropiedad nueva integrándonos en su núcleo fundacional.

También es posible que desees explorar la posibilidad de formar tu propia asociación. En este caso los trámites burocráticos al partir de cero para crear la sociedad, van a requerir de más esfuerzo que si nos integrásemos en una ya formada, sin embargo las ventajas aparentan superar claramente a los inconvenientes. Principalmente porque desde el principio se pueden establecer objetivos y criterios comunes lo que favorece poder poner en marcha un plan en el que cada socio perciba a su medida. Podéis ser un grupo de familiares, de amigos o de personas que tengáis una afición o un trabajo común. Dialogando juntos seguro que llegáis a un entendimiento donde queden encajadas la mayoría de pretensiones que conformadas en base a unos estatutos regulen vuestra cuadra multipropiedad al gusto de todos los socios.

En lo que respecta al tipo de sociedad a constituir, las opciones a elegir para dar de alta la sociedad, son las mismas que las enumeradas en el sub apartado i.

Para que cualquier contrato sobre la compra-venta de un caballo sea efectivo para las partes es indispensable que sea registrado en la oficina del Jockey Club Español.

Adjuntar modelo de acuerdos y estatutos de algunas copropiedades.